Podrían bajar los tipos de interés

Declaraciones como las de Axel Weber, presidente del Bundesbank (Banco de Alemania) y miembro del Consejo de Gobierno del BCE, habrían sido impensadas hace tan sólo unos meses. Las reglas del sistema y la mantención de los macroequilibrios habrían sido las excusas para desechar cualquiera de las sugerencias que hoy parecen más que plausibles.

Las sugerencias

Weber ha declarado que no ve con malos ojo nuevas bajas en los tipos de interés. Ya se sabe que situaciones extremas requieren medidas extremas. Aunque no se tiene claro aún hasta qué medida este tópico es aplicable a la actual situación económica: el deterioro es real, pero también es evidente que los bancos no están actuando como deberían y que las bolsas son un antro de bipolaridad.

Lo relevante de estas declaraciones no tiene que ver con el contenido, sino con quién las ha dicho: Axel Weber tiene fama de tradicionalista, un duro reticente a los cambios y, por consiguiente, esquivo al momento de aprobar cualquier baja de los tipos de interés por parte del BCE.

Algunos ya hablan de que esto significa la confrimación encubierta de que en marzo podrían tomarse medidas en torno a los tipos de interés y a la compra de deuda en el mercado secundario.