Diez tendencias tecnológicas para 2013

10 Tendencias tecnológicas según el WEF.

10 Tendencias tecnológicas según el WEF.

Vivimos tiempos difíciles, no sólo en lo económico. Nuestro planeta experimenta una lenta agonía avalada por la ignorancia, el inmovilismo y la avaricia de nuestra especie. Este hecho, que no es sorpresa para nadie, está llevando a muchos a desarrollar investigaciones destinadas a proponer alternativas viables e innovadoras que sean un aporte para el crecimiento de nuestras sociedades y que, al mismo tiempo, sean respetuosas con el medioambiente.

Las 10 tendencias

El Consejo de Tecnologías Emergentes de Foro Económico Mundial (WEF) ha confeccionado un listado que agrupa a las 10 nuevas tecnologías que, según su punto de vista, caracterizarán a 2013. Si sois de aquellas personas intelectualmente curiosas y al mismo tiempo comprometidas con el desarrollo sustentable de nuestras sociedades, poned atención a lo que sigue.

 

  • Vehículos eléctricos online: a tecnología inalámbrica haría posible entregar energía eléctrica a vehículos en movimiento ya que, se supone, los coches de última generación funcionarán con bombillas localizadas en la zona inferior.
  • Impresión en 3D y fabricación remota: hará posible construir estructuras sólidas desde un ordenador a través de capas de metal o plástico. Se trata de una iniciativa promovida por el Agencia Espacial Europea sobre planos de Foster + Partners, utilizando una máquina D-Shape perteneciente a la empresa Monolite.
  • Materiales que se autorreparan: se basa en investigaciones que utilizan polímetros que cuentan con las ventajas de la tecnología del biometrismo, que permite alargar la vida útil de las mercancías.
  • Purificación del agua: la carestía de agua dulce hace imprescindible avanzar en el desarrollo de métodos que permitan desalinizar el agua marina, sin tener que asumir el elevado coste que existe hoy. La osmosis forzada permite la difusión del agua por medio de una membrana semipermeable, desde una solución de menor concentración a otra de mayor concentración. Para lograrlo se usa la energía térmica.
  • Transformación de dióxido de carbono en combustible: nuevas técnicas están buscando las maneras de transformar el CO2 en combustible. Para esto se está trabajando sobre el comportamiento de bacterias fotosintéticas diseñadas para convertir el mencionado elemento en sistemas modulares de convertidores solares de bajo coste.
  • Proteínas genómicas: las investigaciones en este sentido apuntan a identificar las ventajas de un alimento por sobre otro y a luchar contra las enfermedades genéticas.
  • Control remoto con sensores: se utilizarán para controlar la frecuencia cardíaca y otros indicadores sanitarios de personas enfermas, así como en lo que respecta a la seguridad vial.
  • Ingeniería a nanoescala para farmacología: un avance a gran escala en todo lo relativo a las nuevas medicinas que, como principal característica, no tendrán impacto en los tejidos sanos del cuerpo.
  • Electrónica orgánica: apunta al uso de polímetros u otros materiales orgánicos como semiconductores (los actuales utilizan el silicio). Es un ámbito en el que todavía hay que investigar.
  • Reactores de cuarta generación y reciclaje de residuos nucleares: según todos los estudios, este tipo de reactores sólo utilizan un 1% del uranio. El desafío se halla en transformar el desperdicio radioactivo en uranio 238, un material fisible cuya principal característica es la reducción de la toxicidad.

 

Fuente: agencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *