Pedro Solbes y Elena Salgado: cambio para salvar a Zapatero

Se confirmó. De entre todos los cambios realizados hoy por el presidente del Gobierno, sin duda el más vaticinado es la salida del vicepresidente Económico, Pedro Solbes, y su reemplazo por Elena Salgado, quien se desempeñaba como ministra de Administraciones Públicas.

No se trata de ninguna sorpresa. En sectores de PSOE, incluso, se respira alivio. Y es que esperan que este cambio de mando en las finanzas públicas traiga un poco de sosiego dentro del equipo económico, considerando que a Salgado se la considera una figura capaz de poner fin a los continuos enfrentamientos con el Ministerio de Industria.

Pero por sobre todo se espera que ayude a José Luis Rodríguez Zapatero a acallar las críticas que durante las últimas semanas han arreciado desde la oposición y frente a las cuales no ha encontrado argumentos de peso.

Pedro Solbes

Todas las crónicas de esta tarde, y tengan por seguro que las de mañana, ahondarán en el perfil político de Elena Salgado y el exceso de celo técnico de Pedro Solbes, como si su formación académica fuese la gran culpable de la actual situación.

Frente a esto cabe la pena recordar que cuando el presidente Zapatero se negaba a admitir la existencia de una crisis económica, el entonces ministro Solbes daba a entender que sí la había. ¿Qué pasó?: lo mandaron callar.

Para qué hablar sobre el arranque populista del Gobierno en las semanas previas a las elecciones generales de 2008, ese anunciado “regalo” de 400 euros para cada ciudadano español, con limitantes y requisitos, pero regalo al fin y al cabo. Pedro Solbes fue el único que antepuso su ahora cuestionado perfil técnico a los intereses electorales, siempre cortoplacistas. Otra vez lo mandaron callar.

No considerar en más ocasiones la opinión de ahora ex ministro no hubiese salvado a España de la crisis económica, pero sí hubiese permitido actuar desde una perspectiva más realista y tal vez no tendríamos ahora a un Gobierno incapaz de elaborar una defensa más o menos creíble de su gestión económica.

Se supone que con Elena Salgado el presidente Zapatero tiene una especie de “seguro político” frente al PP. Habrá que ver cuál es el camino que la flamante nueva ministra opta por seguir para guiar la economía española.

Un comentario en “Pedro Solbes y Elena Salgado: cambio para salvar a Zapatero

  1. Fernanda
    9 abril, 2009 at 00:57

    Así sucede en todos los gobiernos, Solbes en España, pagó los costos políticos de los malos manejos economicos de un Gobierno “paternalista” y “populista”.
    Lo que no cambia, es que la crisis llegaría a España de todas formas, como ha llegado a todo el mundo, la diferencia va en la gestión previsora que si han tenido otros gobierno con respecto a sus economías internas y un manejo financiero que ha evitado el desplome de sus economías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *