Y ahora… recortes en Educación y Sanidad

Recortes en Educación y Sanidad

Recortes en Educación y Sanidad.

El Gobierno está atrapado en su propia mentira. Con intención o no, se ha visto atascado entre las promesas de la precampaña y la realidad que parece haber quitado el habla de la boca al jefe del Ejecutivo. El Partido Popular recibió una economía hecha añicos, es cierto, pero tampoco ha tenido el valor para enfrentarse a los intereses que están lucrando con la situación ni ha luchado por conseguir que la dictadura de Merkel matice la inútil política de “austeridad”.

Recortes en Educación y Sanidad

Hoy el oficialismo ha aprobado un paquete legislativo que incluye el mayor recorte de gasto de la historia de España post dictadura, uno que incluye Educación y Sanidad, dos de las áreas que, se suponía, no iban a ser tocadas. Según el discurso de las autoridades, el estado de las finanzas del país justifica la medida… esa y la de entregar millones a la banca, el sector que más responsabilidad tiene en este tinglado.

El PP intentó hasta el último momento encontrar apoyos en otros sectores, pero no CiU ni el PSOE ni menos Izquierda Unida estuvieron por la labor. Y no podía ser para menos, considerando que estamos hablando de un sablazo en nuestra economía de 10.000 millones de euros. La única opción plausible fue sacar adelante el proyecto sólo con los votos de sus propios parlamentarios.

Ana Mato, ministra de Sanidad, utilizó la misma pobre excusa que, por ser tan básica, se puede utilizar para justificar cualquier decisión que implique tocar los derechos de las personas: “no hay más remedio”. Ella, junto con José Ignacio Wert, ministro de Educación, han intentado apaciguar los ánimos diciendo que ambas áreas continúan siendo públicas, cuando el asunto no es ese, sino hasta cuándo se mantendrán así. La economía no está para declaraciones estúpidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *