Razones para apostar por los planes de pensiones

planpensiones_santaluciaVentajas fiscales, flexibilidad y capacidad de adaptación son algunos de los principales atractivos de los planes de pensiones, una opción interesante si buscas un producto de ahorro que no te dé sobresaltos.

En los últimos meses se han producido varios movimientos legislativos que han afectado a la contratación de planes de pensiones, lo que ha provocado que muchos consumidores se planteen la conveniencia de optar por otros productos de ahorro con los que afrontar la jubilación. A pesar de todo, los planes de pensiones siguen siendo un producto con enormes ventajas para los más ahorradores.

Uno de sus principales atractivos es su fiscalidad. Es uno de los productos de ahorro que más ventajas fiscales ofrece, ya que el hecho de contratarlos y realizar aportaciones periódicas supone un beneficio fiscal que en la declaración de la Renta se traduce en ahorros que, sumados a lo largo de nuestra vida, revierten en el momento del rescate.

Existe un límite en las aportaciones: según la legislación, el máximo que puede aportarse anualmente son 10.000 euros para los menores de 50 años y 12.500 euros para los que superen esa edad. Otra ventaja derivada de esta fiscalidad es que los rendimientos de los planes de pensiones tributan como rendimientos de trabajo y no como un producto de ahorro, que suelen tener una tributación mayor.

También destaca su flexibilidad. Los planes de pensiones están pensados para cubrir las necesidades de cualquier tipo de ahorrador, convirtiéndose en un producto flexible que se adapta a cada persona. Además, permiten invertir en una amplia variedad de activos o, lo que es lo mismo, los bienes en los que se puede invertir.

Otro de sus puntos fuertes es la posibilidad de adaptar el ahorro a lo largo del tiempo traspasando derechos consolidados entre planes de pensiones. Es decir, son productos que permiten la movilidad ya que, si decides cambiar de plan de pensiones de una entidad a otra, es posible.

Además, se trata de productos que permiten una gran capacidad de decisión sobre las aportaciones y rescates. El suscriptor de un plan de pensiones decide cuánto y cómo quiere hacer sus aportaciones al plan, ya sea puntual o periódicamente (al mes, al trimestre, etc.) También puede decidir cómo rescatar el dinero aportado, que podrá ser en un único pago o de manera temporal.

Como contrapartida, los planes de pensiones tienen una rentabilidad más conservadora que la de otros productos de ahorro, pero si tu perfil es el de un ahorrador al que no le gusta llevarse sustos, se trata de una opción muy atractiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *