¿Qué beneficios tiene la transformación digital para tu negocio?

transformacion-digital

 Tenemos claro que la transformación digital de un negocio consiste en empezar a desarrollar las tareas de gestión y administración de forma online.

Esto incluye tanto a los pequeños negocios que todavía trabajan con una caja registradora, hasta las empresas que sí desarrollan algunas tareas digitalmente, pero no están aprovechando todas las ventajas de la tecnología (un software TPV conectado con su programa de gestión y, al mismo tiempo, conectado con su tienda online).

Asimismo, podemos siempre hablar de grados de adaptación a las nuevas tecnologías. No todas las empresas han dado los mismos pasos, ni están dispuestas a darlos. ¿Qué es lo que hace falta para preparar tu negocio para la transformación digital?

Beneficios de la transformación digital para tu empresa

 Lo primero que hay que tener claro es que, para ver los beneficios de la transformación digital, hay que hacer un cambio de mentalidad. Empezar a pensar en digital en vez de a la manera tradicional.

Aunque por supuesto será necesario invertir en tecnología, las empresas que han apostado por la transformación digital experimentan cambios también en su estructura de costes. Por ejemplo, al utilizar un software gestión documental, hay que dejar de realizar tareas manualmente como lo hacíamos antes.

Eso implica unos cambios en:

  • Los procedimientos de trabajo.
  • Los costes asociados al mantenimiento de los documentos físicos.
  • Ahorro de espacio en las dependencias de la empresa.
  • Ahorro de tiempo al desarrollar los documentos en menos tiempo.
  • Minimización de las pérdidas de documentos.
  • Un mayor control sobre inputs y outputs.

Es importante entender que los cambios no se notarán inmediatamente. Pero sí que producirá un cambio de comportamiento de los empresarios de cara al uso de la tecnología.

De ser un mero instrumento de trabajo, utilizar el software de gestión adecuado permitirá a la empresa:

  • Disponer de información valiosa sobre el comportamiento de los clientes.
  • Más tiempo para vender y menos tiempo orientado a tareas administrativas.
  • Menos trabajos manuales y más tareas automáticas.
  • Más ventas derivadas de unos menores costes de gestión y producción.

La transformación digital no acaba en el momento en el que las empresas empiezan a utilizar las nuevas tecnologías. Este cambio abre un camino en el que la adaptación a las nuevas herramientas permite disfrutar de nuevas ventajas. Por ejemplo, muchas empresas deciden dar directamente el salto a la nube para ahorrar costes, en lugar de instalar un ERP en la infraestructura informática de la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *