Pymes catalanas se movilizan

La Unión Patronal Metalúrgica (UPM) se ha hartado. La morosidad en Catalunya y toda España, ha llegado a límites que las Pymes no soportan. Esto, unido a la archiconocida escasez de créditos, los ha llevado a dar una señal.

Las demandas de las Pymes catalanas

Las peticiones de los pequeños y medianos empresarios catalanes se expresarán en una asamblea a realizarse mañana y versarán sobre tres líneas principales: bajadas de impuestos y aplazamientos de las cuotas a la Seguridad Social para incentivar la actividad económica.

La segunda pretende presionar para que se abra el grifo de la financiación de las actividades productivas. La tercera petición apunta a la competitividad de las Pymes, es decir, flexibilizar el mercado.

A esta convocatoria de la UPM se han unido otras patronales. En tiempos malos, la desgracia une a trabajadores y empresarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *