Plan de pensiones, ¿necesito uno?

Este año 2014 es el último en el que el límite de las aportaciones desgravables llega a los 10.000 euros. El año que viene, dicha cantidad bajará hasta los 8.000 euros, habida cuenta de la reforma fiscal actual, por lo que muchos ahorradores apuran el plazo para aumentar su cuenta en el plan de pensiones.

plan_pensiones1

En cualquier caso, hay otras muchas razones para suscribirse a uno de estos planes de pensiones, puesto que el creciente envejecimiento de la población y la actual coyuntura económica auguran un futuro nada claro en cuanto a si será posible que el sistema público soporte tanta presión.

¿Necesito un plan de pensiones?

Si no estás seguro de si necesitas un plan de pensiones, aquí te dejamos algunas claves para que tomes la decisión que más te interese.

Desconfianza en el futuro

Según revela el Estudio de Preparación para la Jubilación de 2014 de Aegon Seguros, sólo el 8% de los trabajadores españoles en activo confían en poder mantener su estilo de vida intacto después de la jubilación.

En palabras de Jaime Kirkpatrick, CEO de Aegon España: “La confianza en una jubilación dorada es mínima entre los españoles y solo apreciamos una mayor determinación en los ahorradores habituales y en los encuestados de mayor edad”

plan_pensiones2

Sin soluciones fáciles

La mayoría de los españoles son conscientes de este problema y de esta diferencia entre población trabajadora versus pensionistas, pero pocos son los que disponen de un plan de ahorro privado para su jubilación

El Gobierno informa

Se espera que el año que viene las autoridades informen a los mayores de 50 años sobre el estado de su prestación pública según las últimas estimaciones, lo que se espera que anime a los usuarios a contratar seguros de jubilación para garantizar su confort una vez hayan dejado de trabajar.

Haz tus propias cuentas

Una buena manera de saber si se necesita un plan de pensiones es hacer números y calcular si se podría mantener el mismo nivel de vida con menos ingresos y calculando los gastos inesperados y los achaques de la edad.

Prepararse con tiempo

Para algunos analistas, lo mejor es no esperar y prepararse anticipadamente para ir organizando un plan de jubilación desde el poco de empezar a trabajar, para que no haya sorpresas en el futuro y poder gozar de una buena época de jubilación y descanso con nuestros seres queridos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *