PIB de España, tercer trimestre: horizonte negro

No queda otra opción que continuar con la insoslayable tendencia y aportar un grano de arena al cerro de malas noticias económicas: los pésimos augurios con respecto al PIB del tercer trimestre se han confirmado.

PIB de España en el tercer trimestre: porcentajes

Al 0,9% de crecimiento de la economía entre agosto, septiembre y octubre (nueve décimas por debajo de la estimación para el periodo precedente), hay que agregar su caída en tres décimas en relación al trimestre anterior, lo que implica un retroceso de 0,2%, y los síntomas recesivos que muestra la Unión Europea.

Pero los datos no concluyen ahí: la contracción del consumo interno es de 1,4 puntos, que en otras palabras quiere decir que su contribución al PIB trimestral pasó de 1,5 puntos a 0,1 puntos.

Algunos motivos para este comportamiento pueden encontrarse en la mala tendencia de las inversiones en bienes de equipo, edificación de viviendas, formación bruta de capital fijo y la ralentización del consumo final de los hogares.

Como es de esperar, las cifras de empleo se enmarcan en la pésima tendencia del Producto Interno Bruto de España: decrecimiento de 0,8%, desaparición de 145,7 mil puestos de trabajo netos a tiempo completo en un año. Todo un problema.

¿Vale la pena decir, a modo de corolario, que la cosa va mal?

Claro que no. Lo importante es no olvidar que saldremos de esta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *