¿Sigue el boom de los países emergentes?

Crecimiento económico de los países emergentes.

Crecimiento económico de los países emergentes.

Mientras que en Europa la preocupación sigue siendo la crisis y el estancamiento de la economía, los países emergentes como China o Brasil aún son considerados como sinónimo de crecimiento económico. Al menos hasta este momento.

Crecimiento de los emergentes

Sin embargo, y a pesar de lo recién dicho, han comenzado a aparecer noticias que desmitifican el “milagro” de los países emergentes: las manifestaciones masivas que se vienen produciendo desde finales del mes de mayo, provocadas por un cambio brusco en los mercados financieros globales, que han bajado su predisposición a correr riesgos en las operaciones que llevan a cabo.

Entre los años 2003 y 2007, los de más prosperidad, el crecimiento anual de los países emergentes fue de algo más del 7 %. Sin embargo, se estima que durante los próximos 10 años, crezcan aproximadamente en un 5 %. A pesar de esto, seguirán aportando un considerable porcentaje a la expansión económica mundial.

Aunque muestran tasas de crecimiento menor, aún son los que contribuyen de una manera más relevante a la expansión económica mundial. Su participación en el valor añadido global ahora es más elevada que, por ejemplo, hace seis años, época en que registraron índices de 29,6 % (2007) y de 38,1 % (2012).

Por lo tanto, no hay que temer el final del boom de estos mercados, simplemente porque no se está produciendo. Estos países seguirán creciendo de forma notable y más rápidamente que otros, fenómeno que puede apreciarse tanto en la prensa internacional como en Internet y también en anuncios en nicaragua.

El motivo del mencionado crecimiento económico importante entre otros se debe a lo siguiente: las grandes diferencias salariales entre los países emergentes y países industriales, que ni en décadas serán igualadas. Además, el espectro de productos será cada vez más alto; adicionalmente, se formarán nuevos emplazamientos para producciones sencillas pero con un alto coeficiente de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *