Bolsas Europeas: alzas y euforia por el plan de Obama

Esta vez he decidido unirme a la mayoría, olvidarme de la prudencia y dejarme seducir por los efectos inmediatos y, por lo mismo, endebles del anuncio por parte de Barak Obama de su plan de lipieza de los activos tóxicos que infestan la economía estadounidense.

Como siempre, han sido las bolsas del mundo las que han dado las primeras e inequívocas señales de alegría; su reacción eufórica, como la de los niños cuando reciben un juguete nuevo, es tan cándida como esperanzadora.

Plan Obama: efectos en las Bolsas europeas

En Europa las Bolsas por fin han registrado algunas ganancias: Paris ha recuperado un 0,99%; Alemania se situó un 1,08% arriba; en Madrid, por su parte, el Ibex 35 recuperó 8000 puntos.

Sacyr y Telecinco han sido la empresas más beneficiadas con el alza superior al 1,5% de la Bolsa. Sí, hoy todos se sienten triunfadores. Pero hace falta ser realistas.

Las cosas están lejos de mostrar una tendencia positiva real. Esta reacción al nuevo y ultramillonario desembolso de capital es sólo un efecto transitorio. Aunque nada asegura que las cosas puedan empeorar tampoco hay certeza de que esto constituya el inicio de una tendencia estabilizadora.

Es justo en estos momentos cuando los responsables de la banca internacional deben actuar con calma, sin histerismos, recordando que lo que nos ha llevado a esta situación ha sido la avaricia.

Después de que todo haya pasado (porque pasará), tendrá que venir un cambio real no sólo en las estructuras financieras; la mentalidad, la visión de la vida que queremos tendrá que ser otra.

Si esto fuese el siglo XVIII las cabezas de los todos los que como Madoff se dedicaron a robar como hienas enfermas de codicia, habrían rodado frente a la multitud orgullosa y feliz de ver a los culpables pagar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *