Morosidad en la banca y PIB

Foto: Morguefile.

Foto: Morguefile.

Por unos momentos voy a fingir que el destino de los banqueros me importa; que siento por ellos algo parecido a la compasión o, peor, a la comprensión. Voy a fingir que no estoy hablando de algunas de las personas más desprestigiadas que existen; que no se han aprovechado de las ayudas públicas durante lo peor de la crisis económica. Voy a referirme a la deuda de la banca.

La banca española y su deuda

El peso que las entidades financieras tienen dentro de la economía española es indudable, razón suficiente como para prestar obligada atención a los vaivenes de la deuda y, sobre todo, al sitio desde donde han sacado el dinero para tenerla a raya. Recordemos que las ayudas que el Estado les entregó para estimular el consumo jamás llegó (o lo hizo en cantidades mínimas) a las manos de los consumidores.

Según los últimos datos recabados al respecto, la deuda que las entidades financieras españolas ha llegado a niveles más que preocupantes. Durante los dos últimos años, el número de impagos en nuestro sistema ha crecido a un ritmo acelerado. A diciembre de 2009 la morosidad de la banca se había cargado el 50% de sus fondos; durante 2008, el 35%.

El monto de los créditos que la banca ha entregado hasta ahora corresponde al 175% del PIB de España; los activos totales del sector en relación mismo índice han llegado al 306% durante los últimos 15 años. Además, la morosidad registrada hasta el último mes de 2009 equivale al 8,9% de la economía española.

Vale la pena recordar que la banca es tal vez el único sector capaz de torpedear gobiernos, economías y, al mismo tiempo, tener camino libre para hacerse con las ayudas estatales o presionar a un Estado para que se las dé. Este poder para influir en nuestra economía es lo que hace tan peligroso al aumento de su morosidad.

Un comentario en “Morosidad en la banca y PIB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *