Cumbre Merkel-Sarkozy: especulación y mercados

Cumbre Merkel-Sarkozy

Cumbre Merkel-Sarkozy.

Lo que salió de la reunión entre Ángela Merkel y Nicolás Sarkozy para variar no dejó satisfechos a los mercados, pero a estas alturas nada lo logra. Todos sabemos que hoy reinará la inestabilidad en las bolsas de valores, que algunas cotizaciones se irán al suelo, que la bipolaridad será, por enésima vez, un tópico desagradable en los informativos y en los diarios. Todo esto ya no es noticia.

Las conclusiones

Por lo mismo prefiero centrarme en las conclusiones de la cumbre que ayer tuvo lugar en París. Sí, es cierto que no fue lo que la mayoría esperábamos, pero al menos se logró acuerdo en un par de cosas que no son menores y Merkel, tal vez motivada por el estancamiento del PIB alemán y la respuesta de los mercados frente a la situación de Francia, comprendió que todos estamos metidos dentro del mismo basural.

La  prioridad era dar una señal a los mercados y en especial a la mafia de los especuladores con respecto al euro: es nuestra moneda y no la dejaremos caer aunque las bolsas de valores vomiten sangre. Lo primero fue anunciar la creación de un Gobierno real, una especie de Poder Ejecutivo con capacidades y atribuciones efectivas por encima del Ecofin y del Eurogrupo.

Esta entidad estaría conformada por los jefes de Estado de cada país integrante de la UE, se reuniría mínimo dos veces al año y estaría encabezado por un presidente durante dos años y medio. Como “sugerencia” para este puesto, Merkel y Sarkozy mencionaron a la actual cabeza del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy. Los mercados se quedaron fríos.

Otra de las medidas tiene que ver con el equilibrio de las economías particulares de cada país que integra la UE, la reducción del déficit, de la deuda y el mejor control de los mercados: la incorporación en sus constituciones de una cláusula que establezca dichos puntos como parte fundamental del funcionamiento del Estado. También se ha pedido la creación de una tasa a las transacciones financieras y una armonización fiscal en el impuesto de Sociedades entre Alemania y Francia.

Con respecto a los Eurobonos, ni una palabra.

Fuente: agencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *