La prima de riesgo sube en la previa a la subasta de deuda

Sube prima de riesgo

Sube prima de riesgo.

Si tuviéramos que hacer un pronóstico de cómo terminará esta jornada en la bolsa tomando como base su inicio, deberíamos decir sin pensarlo que las cosas se vienen mal. En la antesala de la segunda subasta de bonos de deuda española que se lleva a cabo en la semana, el riesgo país se ha encaramado hasta los 470 puntos y el Ibex 35 ha caído un 0.2%. Pocas veces las elecciones generales se han hecho con un trasfondo político-social tan frágil.

Las bolsas y la deuda

Pero la situación no es delicada sólo para España. Bélgica, Francia y Austria también han comenzado a experimentar el acoso de la especulación organizada. Prueba de esto son los números que están marcando sus respectivas calificaciones de riesgo: 310 puntos, 195 puntos y 190 puntos. Esta peligrosa tendencia es prueba clara de que nadie está a salvo en la economía europea e inevitablemente esta realidad se verá reflejada en las bolsas que hasta el momento parecían impolutas, si es que hay alguna.

Alemania, por su parte, parece un oasis de relativa calma aunque su deuda es mayor que la española. Por otro lado, la rentabilidad de sus bonos continúa bajando y se ha colocado en el 1.8%. Esta realidad es su principal activo ya que hace tiempo que el gobierno de Merkel está imponiendo directrices continentales que de una manera soterrada hacen que otros países paguen su deuda.

Estamos viviendo días decisivos. En lo que respecta a nuestro país, los inversores mantendrán la tensión en las bolsas hasta que el próximo gobierno que será encabezado por Mariano Rajoy, sin dudas, presente su programa económico. El candidato del PP ya ha dicho que prepara tijeretazos en todos los sectores –las partidas correspondientes a la ley de dependencia tienen sus horas contadas-, salvo en las pensiones.

Por el momento hay que esperar cómo termina la subasta de bonos de deuda española a 10 años plazo aunque, como siempre, lo verdaderos beneficiados con esto será los especuladores que se echarán al bolsillo el dinero de los intereses que se cobren. En cualquier caso, la bolsa seguirá subiendo y bajando como si estuviese enferma de terror.

Fuente: agencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *