Invertir en tiempos de crisis

invertir en tiempos de crisisEn tiempos prolongados de crisis, los inversores necesitan estudiar con más profundidad sus posibilidades de inversión, pero siempre teniendo en cuenta una serie de claves y utilizando el método más adecuado. De esta manera, aumentarán las posibilidades de éxito. 

 

La crisis y las posibilidades de inversión

Una buena parte de los inversionistas se plantean sacrificar sus posibilidades de rentabilidad con tal de asegurar que sus inversiones no sufrirán pérdidas. Lo que los mueve en esa dirección son aspectos que resultan importantes (los recortes, la situación extrema de la prima de riesgo o la necesidad de un rescate financiero). Sin embargo, la situación no tiene por qué ser negativa para todos; la inversión rentable puede seguir siendo posible. Para lograrlo es necesario estudiar las opciones del mercado, adaptarse a las circunstancias económicas actuales, diversificar la inversión y controlar con mayor intensidad los espacios elegidos para colocar el patrimonio.

Dónde colocar el patrimonio

Los ahorradores se inclinan por los fondos inversión por múltiples razones. Entre ellas destaca el hecho de que los depósitos no se encuentran en su mejor momento. Esto inclina la balanza hacia los fondos, aunque es preciso tener en cuenta que este tipo de inversión es efectiva cuando se plantea a largo plazo. La razón básica de tal planteamiento tiene que ver con las fluctuaciones de los mercados internacionales que aún reciben golpes debido a la crisis hipotecaria. Elegir un fondo para colocar el patrimonio, optando por paquetes de empresas que ofrezcan seguridad, es la mejor decisión de inversión en tiempos de crisis.

Algunas ventajas de los fondos

Los fondos cuentan con varias ventajas -especialmente si se los compara con los depósitos- y entre ellas está la diversificación. Según la normativa vigente, la composición de una cartera de inversión está condicionada a una serie de límites, lo que lleva a la obligación de diversificar las inversiones provenientes de un mismo inversor. La fiscalidad también es un factor importante, ya que un fondo no sufre la carga fiscal hasta que el producto no es vendido. Además, los fondos no tienen caducidad, lo que permite prolongarlos en el tiempo. Se trata de una manera conveniente de invertir en tiempos de crisis. 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *