El No de la Cámara de Representates: Europa resiste

La Cámara de Representantes rechazó el plan de Bush La Cámara de Representantes de EE.UU. le dio un rotundo NO a la iniciativa de George Bush y con ello no vinieron sorpresas: el desplome esperado, el pánico entre los inversores, el miedo de los que ahora claman por un Estado intervencionista. ¡Qué paradojas trae este siglo!

Y frente a esto se encuentra la inmovilidad de los actores que en alguna medida colaboraron para que esto sucediera. Teóricos de la economía y ejecutivos de grandes bancos sólo atinan a llorar por el repudio popular que despertó la entrega de 700 mil millones de dólares, planeada por la administración estadounidense para salvar la banca.

Índices en EE.UU. y Europa

En lo inmediato, la resaca del rechazo de la Cámara de Representantes al plan Bush produjo una hecatombe en Wall Street: el Down Jones ayer se fue a pique con un 6,71%; el Estándar & Poor’s se hundió enarbolando un 8,58% de pérdidas; el Nasdaq, para finalizar, agonizaba con 9,14%. Pero Europa ha resistido.

Los índices de las bolsas en el Viejo Continente no han sido tan cruentos: el Ibex 35 cayó un 1% y los otros índices no sobrepasaron el 2%; un efecto inesperado pero indudablemente positivo. Este comportamiento probablemente se deba a la esperanza de que la entrega de 700 mil millones de dólares pueda vovler a votarse una vez que el Senado de EE.UU. revise la propuesta.

En cualquier caso, apruébese o no el plan de salvataje de la banca, lo central es que aquellos teóricos que han defendido un “sistema capitalista puro” y que no han hecho siquiera la más mínima autocrítica, se pongan a pensar en alternativas económicas viables y sociales. Si hay algo que toda esta situación ha demostrado, es que el capitalismo tal como lo hemos conocido no puede continuar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *