Hoy la paciencia no se acaba

Estas cosas ya ha nadie sorprenden. La tendencia de las autoridades a bajar la cabeza frente a la banca ha pasado de exasperar a dar risa.

Los dichos

Tras las palabras que el ministro de Industria, Comercio y Turismo, Miguel Sebastián, dirigiera ayer a los banqueros advirtiendo de la fecha de caducidad de la paciencia del Gobierno en cuanto a la demora de la entrega de créditos a las Pymes, hoy vino lo de siempre.

Como era de esperar ha sido José Blanco, vicesecretario general del PSOE, el de siempre, quien ha hecho público el cambio de opinión.

Porque si ayer el Gobierno de España ponía una tarjeta amarilla a los dirigentes de la banca nacional, hoy es otra historia.

Hoy la paciencia no se acaba, por el contrario, es “ilimitada”. Hoy la gente no está aburrida por haber salvado a un sector que insiste en negar dinero a Pymes y particulares.

Hoy somos todos amigos y existe una confianza total.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *