Presidente de General Motors deja el cargo a solicitud de Obama

Hace meses que se escuchaba llorar a los directivos de General Motors. La caída en picada en las ventas mundiales de automóviles tenían a la transnacional agazapada contra las cuerdas, gritando por auxilio. Pues bien, los ruegos han sido escuchados pero antes, como en la antigua Roma, el emperador ha exigido el pago de un tributo.

General Motors: el cambio

Rick Wagoner, ejecutivo que hasta el momento era presidente y consejero delegado de GM, es la primera persona que ve rodar su cabeza por petición expresa del presidente de EE.UU., Barak Obama, quien anunciará hoy, lunes 30, un plan para salvar lo que queda de la industria automovilística estadounidense.

En una reunión que el pasado viernes mantuvieron representantes del Gobierno con la dirección de General Motors (Wagoner incluido), se le pidió a este la dimisión como primer paso para implementar el paquete de medidas que la administración Obama considera imprescindibles.

Los motivos que se tuvieron en cuenta para desfenestrarlo pueden resumirse en un par de datos que grafican una gestión que varios califican como lamentable: una deuda de 82 mil millones de dólares acumulada en sólo tres años y la pérdida ante Toyota del primer puesto en automóviles a nivel mundial.

Su sucesor a la cabeza de General Motors es Fritz Henderson, antiguo ejecutivo de la compañía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *