El Eurogrupo adelanta dinero a España

El Eurogrupo adelanta dinero

El Eurogrupo adelanta dinero.

Cada capítulo de este triste culebrón llamado “crisis económica” nos lleva por tres caminos posibles: la rabia, la indiferencia o la resignación. En esto la gente tiene poco que decir; la credibilidad de los políticos alcanza niveles tan bajos que no se puede ni hacer chistes con ellos. Además, la clase dirigente ha demostrado que no piensa tomar acciones contra la banca y que no le importa dejar en hombros de los ciudadanos todo el peso de la irresponsabilidad de las entidades financieras y de todos quienes se forraron con la burbuja inmobiliaria.

Acerca del Eurogrupo

Esa es la situación, nosotros a un lado y ellos en el otro protegiendo a los mismos de siempre. Y ahora nuestro país debe mendigar ayuda a una UE gobernada por personas que a pesar de todos sus títulos universitarios carecen totalmente de sentido común. Porque no hay que ser genio para darse cuenta de que un alza de IVA en la situación en que nos encontramos, sólo va a profundizar la recesión.

Pero a ellos esto les importa poco. Viven absolutamente alejados de la economía real; el BCE, el FMI, el Eurogupo, todos quienes manejan a estos organismos y a muchos otros más viven en el país de la teoría, de la perorata técnica irreal, situados a años luz de las necesidades de las personas que se supone son el objetivo último de la economía. La banca siempre ha sido un instrumento, pero su inmenso poder la sitúa por sobre cualquier consideración y prioridad.

Ahora, el Eurogrupo ha dicho que adelantará a España 30.000 millones de euros antes de que finalice julio. La idea es que se comience a salvar el pellejo de la banca española lo antes posible. Recordemos que el compromiso dado a conocer hace unas semanas, exime al Estado Español de pagar la deuda en cuanto el préstamo se transforme en capitalización directa.

En su inconmensurable misericordia, el organismo comunitario ha suavizado las exigencias de déficit para España correspondiente al periodo que va entre los años 2012 y 2014. Sin embargo, esto implicará que se efectúen nuevas medidas de ajuste… No sabemos cuáles, a menos que nos obliguen a dormir en la calle y a comer ratas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *