El Euribor cae y la morosidad se suaviza

No sólo los deudores de hipotecas se benefician con la baja del Euribor; los mínimos que sucesivamente ha venido registrando este índice han caído como un bálsamo en la morosidad ligada a la banca.

La banca, el Euribor, la moratoria

Para entenderlo bien hay que tener en cuenta que se trata de un efecto vinculado a los recortes de los tipos de interés efectuados por el BCE. Al desplomarse el Euribor, las hipotecas hacen lo mismo y, como consecuencia, la posibilidad de que los particulares caigan en impago se reduce.

Se trata de lógica simple. Pedir una hipoteca en abril de 150 mil euros, por ejemplo, significa que los particulares verán reducir su cuota mensual en 27,55%. El efecto en cadena, entonces, redunda en que las familias aumentan su capacidad de pago, con lo que los niveles de deuda se reducen.

La reacción de la banca ha sido la obvia; el optimismo moderado hace que la fe en el futuro vuelva a renacer.
Datos del Banco de España confirman que durante febrero la morosidad de particulares con la banca era de 5 mil 755 millones de euros, es decir, un 36% menos que los verificados durante enero.

El “efecto Euribor” ha venido a notarse con fuerza durante el primer trimestre de 2009 con bajas en la morosidad que rondan el 15%.

Un comentario en “El Euribor cae y la morosidad se suaviza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *