Euribor a la baja; hipotecas, ¡quién sabe!

Nuestra circunstancia económica está llena de contradicciones. A un lado la retórica, a un lado las explicaciones engorrosas. Vamos a los hechos.

El último dato sobre el Euribor no dice cosas nuevas. No hay que se especialista para observar que su tendencia a la baja ya no lo es; hace rato que se trata de un comportamiento constante que no ha tenido el impacto debido donde más se espera: las hipotecas.

Según las últimas informaciones, el índice en cuestión ha marcado otra vez un mínimo histórico. Este tipo de noticia, que hace meses le devolvía la fe a más de alguno, ahora sólo causa indiferencia.

Y la razón es clara: a pesar de que el Euribor esté situado en un 1,849%, a pesar de que un nivel tan bajo no se veía desde el 1,923% del 13 de marzo de 2009 y a pesar de los ocho mínimos históricos anotados después de esa fecha, es poco lo que los ciudadanos han ganado. Al menos de una  manera inmediata y palpable.

Hasta el momento, las hipotecas, esa Espada de Damócles que le espanta el sueño a millones de ciudadanos, deberían haber mostrado alguna tendendecia a la baja. Pero ha sido lo contario.

No se han registrado descensos reales desde octubre de 2008 y el tipo de interés medio de enero fue de 5,64%, es decir, un 10,2% más que un año antes. La razón de esto es que los bancos gravan más intereses.

A pesar de todo, se espera que las personas que revisen sus hipotecas con la taza de marzo saquen algo positivo y disfruten de una baja considerable en su letra mensual, considerando que el Euribor de marzo de 2008 fue de 4,590%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *