Irlanda y las ayudas de la UE: entre el suicidio y los riesgos de la salvación

Irlanda, el BCE, el FMI y la UE

Ayudas para Irlanda

Irlanda, con tozudez y mucho orgullo, se había negado a reconocer abiertamente la situación por la que está pasando. Hoy, en vista de la feroz especulación que los mercados han ejercido sobre su economía y de la presión de la UE, el BCE y el FMI, el Gobierno de ese país ha optado por tomar la única salida que le quedaba: aceptar la ayuda que desde hace semanas se encuentra sobre la mesa.

Irlanda en cuenta regresiva

No había que ser adivino para saber Dublín terminaría doblegada. La comisión que viene esbozando los diseños para sacar a la economía irlandesa del pantano, han definido dos áreas de estudio para establecer dónde se inyectará el dinero: la deuda fiscal y la banca.

Es casi un hecho que la financiación irá por el lado de la banca. El manejo de la deuda correrá por cuenta de las autoridades irlandesas, quienes desean evitar a toda costa que la comisión intervenga en los márgenes que se han establecido para efectuar los recortes de dinero que se hagan en su economía.

Con respecto a este último punto, se espera obtener un nivel de ahorro cercano a los 15 millones de euros y bajar el déficit hasta un 3% del PIB en 2014. El plan para lograrlo comenzará el 7 de diciembre cuando el Ejecutivo irlandés presente los presupuestos para el próximo año y se anuncie el primer recorte: 6 millones de euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *