Irlanda, la Unión europea y el rescate de su banca

Europa al rescate de la banca de Irlanda

Irlanda será rescatada por Europa

Irlanda ha aceptado oficialmente la ayuda que la UE, el BCE y el FMI habían puesto sobre la mesa. Y aunque se trató de un hecho inevitable, la operación para salvar a la economía de ese país se ha publicitado como si nadie se lo hubiese esperado.

Economía de Portugal: salvando el honor

Dublín ha jugado sus cartas apostando a salvar una de las pocas herramientas que puede asegurarle un flujo de capital para inversiones: el impuesto sobre las empresas, el más bajo de toda Europa (12,5%).

Aunque Irlanda ha logrado mantener un pulso relativamente exitoso en cuanto a evitar que el BCE u otro organismo internacional impongan una manera de manejar su economía, el margen de acción de que disponen está lejos de ser laxo.

En Bruselas los comentarios apuntan a que la UE ha exigido a Dublín como condición para salvar a la banca irlandesa un aumento de impuestos y recortes presupuestarios equivalentes a un 10% del PIB.

La próxima economía europea en incomodar a los mercados internacionales será la de Portugal. Si el Ejecutivo luso no implementa medidas de ajuste que den confianza a los grupos de inversión, pronto seremos testigo de cómo esta misma cantinela se repite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *