¿Cuánto debo pagar a Hacienda si me toca la lotería?

El impuesto de loterías se aplicó por primera vez el pasado 2013. Los premiados por la lotería de Navidad, con un importe superior a 2.500 euros, no tuvieron más remedio que compartir con Hacienda el 20% de su suerte.

loteria navidad Cristóbal Montoro creó este tributo para los ejercicios de 2013 y 2014, en el que se aplica una retención del 20% en el IRPF.

El próximo Sorteo Extraordinario de Navidad será una segunda oportunidad para recaudar. Y es que las ventas de juegos aportaron al Tesoro cerca de 1.600 millones el pasado 2013. Lo llaman el ‘impuesto de solidaridad’ para combatir el déficit, pero a algunos no les ha hecho mucha gracia; es el caso de los loteros, que este año lamentan la bajada en las ventas de lotería. La razón, según afirman, es que muchas personas no quieren comprar por el mordisco que supone este gravamen.

 Cómo afecta a los premiados el impuesto de lotería

El impuesto de lotería se está aplicando sobre las loterías del Estado, las Comunidades Autónomas, la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE), Cruz Roja Española y otras organizaciones parecidas en el ámbito europeo. El cobro del impuesto se hace por separado en cada billete premiado.

Los agraciados con algún billete con premio superior a 2.500 euros tendrán que compartir un 20% del importe con las arcas del Estado. De esta forma, si el primer premio es de 400.000 euros, Hacienda se llevará 74.500, con lo que el premio quedará reducido a 325.500 euros. Si toca cualquier otra cuantía inferior a ésta tendrá que reducirse un 20% igualmente.

La excepción está en las pedreas, por ser inferiores a 2.500. Por tanto, si te toca un premio así, de 1.000 euros a 100 euros el décimo, estás exento de tributar al fisco con este gravamen especial.

Si te toca un premio superior, no deberás pagar el 20% a posteriori ni presentar una autoliquidación. Por el contrario, se lo cobrará directamente Hacienda en el momento que lo cobres. Sólo tributarás por los rendimientos que te genere el dinero que realmente has cobrado. Además, la cuantía ganada no se incluirá en la base imponible del IRPF. Esto implica que no afecta negativamente a la hora de solicitar una prestación o beca.

Es innegable que la lotería, con o sin impuesto especial, resulta a veces un alivio para los premiados. Sin embargo, este año ha bajado aún más la compra de billetes y un estudio confirma que en España se gasta un 18% menos en lotería de Navidad desde que comenzó la crisis.

Efectivamente, en la lotería nadie te asegura que el dinero invertido vaya a revertir, como en un seguro de ahorro o un plan de pensiones. En los últimos años los españoles se encuentran entre la ilusión económica y la seguridad, decantándose claramente por la segunda. Aun así, si eres de los que sigue jugando a la lotería ¡que la suerte te acompañe!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *