Subasta de deuda: los inversores al acecho

El Tesoro y la subasta de deuda

El Tesoro y la subasta de deuda.

Está claro que estos días previos a las elecciones generales en nuestro país estarán marcados por la tensión en las bolsas, por la inestabilidad bursátil, por la infame presencia de la especulación mal intencionada en todos los ámbitos de nuestra economía. A pesar de los cambios de gobierno en Grecia e Italia, los mercados continúan sumergidos en su ataque crónico de histeria.

Acerca de la subasta de deuda

Hoy el Tesoro tiene un reto difícil: colocar en el mercado de deuda 3.500 millones de euros en letras a 12 y 18 meses. En el intertanto, el bono a 10 años ha subido su valor hasta el 6.3%, tal como lo dijimos ayer. La prima de riesgo en nuestra economía, por su parte, continúa su demencial escalada y se enquista en los 453 puntos básicos. El análisis para muchos, dadas las circunstancias, ponen en entredicho la existencia misma de la zona euro.

Los inversores, como es su costumbre, esperan agazapados en sus palacetes de oro a que la subasta de deuda española que se llevará a efecto en unas pocas horas, satisfaga las expectativas del Tesoro y por ende de todos quienes tienen un papel relevante en el devenir de la economía continental. Sin embargo, el éxito en la mencionada labor no nos saldrá barata: el coste se podría situar ente el 4.5% y el 4.9%.

Otra de las inquietudes de quienes realizan las inversiones se resolverá el jueves, cuando se realice la ya mencionada subasta de bonos a 10 años con la que se pretende recolectar hasta 4.000 millones de euros. La rentabilidad de estos valores, como hemos dicho en un párrafo anterior, se ha situado en el 6.3%. El futuro de nuestra economía es incierto. Pero no debemos perder la moral. Esto no puede durar para siempre.

Fuente: agencias.

Un comentario en “Subasta de deuda: los inversores al acecho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *