Consejos útiles y trucos a la hora de pedir un crédito de dinero rápido.

Cada vez son más las empresas privadas que se dedican a la concesión de créditos de dinero rápido por internet. Son empresas que conceden pequeñas cuantías de efectivo y que han surgido debido al auge de internet.

Como es lógico cuando alguien te presta dinero te cobra una cuantía de intereses u honorarios. Por tanto, el usuario debe andarse con cuidado a la hora de solicitarlos; que no se nos olvide pedir un crédito es contraer una obligación y esta conlleva una responsabilidad que hay que asumir.

Ahora bien vamos a hacer una diferenciación muy clara, no es lo mismo solicitar ante una entidad de crédito que ante una empresa de capital privado. La primera opción y una vez que se ha producido la firma las posibilidades de cambiar los términos del acuerdo son escasas. Con respecto a la segunda opción, las condiciones son muy diversas y existen un montón de proveedores financieros; las condiciones u honorarios son de un carácter elevado y en algunas ocasiones algunas financieras te dejarán renegociar los términos. Uno de los casos fue préstamos ahora que nos permitió renegociar los términos del acuerdo.

También es cierto que los plazos de devolución de la deuda son muchos más amplios para el caso de las entidades de crédito, pero entran en juego factores muy diversos tales como avales, nóminas y papeleos.

Entonces, ¿Cómo se dónde debo de pedir dinero préstamo?  Esto es una pregunta que no se debe de tomar a la ligera y hay que analizar el mercado. A continuación detallamos una serie de consejos a la hora de solicitar un crédito:

Consejos para solicitar un crédito rápido

1.      Evalúa el dinero que necesitas

El primer paso es saber responder a la pregunta ¿Para qué vamos a utilizar ese efectivo? Es justificable acudir a este tipo de créditos para alguna situación extraordinaria pero no por puro capricho. Muchas compañías venden el hecho de “compra el regalo perfecto a tu mujer” y otro tipo de ejemplos similares pero la recomendación es solo solicitarlo cuando sea estrictamente necesario.

2.      Hacer un buen uso de la información

Si nos decidimos a contratar el siguiente paso será evaluar la información de la que dispones justo antes de pedir el dinero. Nos ahorraremos costes en comisiones e intereses.

Actualmente la cantidad de empresas que operan en los mercados son elevadas, el mercado se ha convertido en un “boom” de competencia debido a la creciente demanda de los mismos.

3.      Estudia los plazos de devolución

Responder a la pregunta ¿Cuál es el plazo de devolución que puedo asumir? Los créditos rápidos generalmente son flexibles pero sus plazos de devolución no lo son tanto. Así pues debemos pensar y ser cuidadoso a la hora de elegir cual nos conviene más.

4.      No todas las soluciones son inmediatas

Aunque la mayoría de las empresas de financiación express prometen soluciones en menos de 1 horas, la realidad es completamente diferente ya que no todas puedes hacerse cargo de esos plazos de entrega tan eficaces. Habrá que tener en cuenta la urgencia del crédito y de si esa compañía es capaz de responder adecuadamente.

5.      Cantidad y amortización

Muchas compañías limitan la cantidad de dinero rápido a prestar si eres nuevo cliente. Aunque los abanicos son muy amplios y rondas márgenes que van desde los 100€ hasta los 3000€ no a todos se los conceden.

La parte buena de todo esto, es que si eres cliente nuevo en muchas plataformas online podrás beneficiarte de promociones tales como créditos sin interés o ventajas en las condiciones.

De otro modo la amortización del préstamo constituye una parte fundamental y es que pagar antes del plazo estipulado te puede ahorrar muchos intereses.

100-dinero-rápido

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *