Bolsa de valores: huyendo del mal augurio

bolsa de valores, a la espera de que el miedo retroceda

Dentro del azaroso mundo de las inversiones existen una serie de variables económicas que inciden en su evolución, con lo que el comportamiento de este complicado y a veces poco atractivo universo se supedita a elementos netamente técnicos.

Pero lo cierto es que ni la más prometedora de las noticias será capaz de aumentar la confianza de potenciales inversores si éstos no la perciben como real, aunque lo sea; el factor psicológico, cuando logra un cupo de relevancia en todo este baile, se transforma en la fuerza que condiciona el rumbo del mercado.

La Bolsa

La situación que afecta a los fondos transados en la Bolsa poseen elementos de uno y otro mundo: por un lado atraviesan una circunstancia nada de ventajosa en términos financieros, por otra la fe de las personas en su comportamiento no es de las mejores.

El ejemplo más claro lo dan los fondos de inversión variable: sólo un 20% de ellos se están transando en la Bolsa de Valores mientras que un 37,5% corresponden a fondos de inversión de bajo riesgo.

La gente no desea arriesgarse, un hecho que a los tecnócratas guardianes del Ibex 35 no les agrada, aunque lo cierto es que no se puede culpar a las personas por intentar cubrirse las espaldas.

Considerando que dicho índice no hace más que empeorar la percepción de crisis (se ha situado ya en el 1,23%), que la inestabilidad financiera no deja avizorar buenas perspectivas y que la inflación galopa a paso firme, lo razonable es proteger el capital evitando dejarlo en operaciones que coticen en la Bolsa de Valores.

Uno de los tantos peligros lo plantea justamente la inercia que causa el miedo. Nadie sabe cuánto tiempo los inversores se mantendrán estáticos a la espera de mejores señales del mercado bursátil, aún cuando esas señales comiencen a aparecer (algo que, por cierto, aún no sucede). El temor a veces obnibula hasta al más visionario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *