El blanqueo de capitales, una problemática de enorme magnitud

blanqueo de capitalesEl blanqueo de capitales es un problema de plena actualidad que no debe pasar inadvertido pues afecta a la raíz misma del sistema y, por lo tanto, a toda la sociedad. No debemos caer en el error de tomar este asunto a la ligera y mirar hacia otro lado; debemos darnos cuenta de que se trata de un tema urgente que pide a voces nuevas medidas para terminar con él de una vez por todas.

Acerca del blanqueo de dinero y Europa

Según los datos que maneja el FMI, se estima que el dinero blanqueado en el viejo continente llega aproximadamente a los mil ochocientos billones de euros; por su parte, la UE sólo es capaz de confiscar un 1% de todo este capital. 

Llegados a este punto, es importante que aprendamos a distinguir entre el blanqueo de capitales y la llamada evasión fiscal. Javier Frutos, experto en Compliance y CEO de la consultora española GRC, nos ilustra en este aspecto. La cuota defraudada que genera la evasión fiscal en el caso de los delitos contra la Hacienda Pública, se considera bienes procedentes de una actividad delictiva a efectos de blanqueo de capitales. Por otro lado, se considera blanqueo de capitales a la ejecución de una serie de acciones con el objetivo de camuflar el origen ilícito de los fondos o bienes percibidos, en este caso, el incremento patrimonial derivado de la falta de pago de impuestos”.

Además, no debemos pasar por alto que pese a ser un asunto que en muchas ocasiones es tolerado y conocido, el blanqueo de capitales y sus nefastas consecuencias constituyen una lacra que puede llegar a involucrar  a las más altas autoridades de cualquier Gobierno. Un ejemplo de lo recién dicho lo tenemos en el último escándalo surgido en Francia y que tiene como principal protagonista al ex ministro de finanzas, Jérôme Cahuzac: el político disponía de cuentas en Suiza no declaradas, gracias a las cuales pudo mover en las últimas dos décadas cantidades que rondan los 15 millones de euros. 

Sin lugar a dudas, podemos afirmar que los últimos escándalos en torno al blanqueo de capitales como el acontecido en Francia, unidos a la creciente presión popular, están dando un pequeño y progresivo giro a los acontecimientos: se vuelve a poner en entredicho al actual sistema de prevención contra el blanqueo de capitales. El debate sobre los paraísos fiscales, la evasión y el ocultismo de las transacciones financieras en Europa, vuelve a ser noticia contingente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *