Beneficios de invertir en estudios de benchmarking

Quien no pone atención en sus competidores está destinado al fracaso, por muy exitoso que el negocio sea actualmente.

Aunque una empresa esté teniendo resultados y crecimientos envidiables, esto no debe significar que sea innecesario mirar lo que están haciendo otros jugadores del sector.

Y es que no hay peor error que caer en la soberbia y no prestar atención a lo que están haciendo las demás empresas; al perderlas de vista se corre el riesgo de ser superados por ellas y tener poco tiempo para reaccionar ante su avance.

Por ello es de vital importancia invertir siempre en estudios de benchmarking que permitan tener bien identificadas las acciones que realizan los competidores. 

Estos análisis pueden enfocarse tanto en actividades off line como en aquellas que ocurren en internet. Para realizarlo es posible apoyarse en herramientas sofisticadas y o bien en especialistas en la materia.

Para tener los mejores estudios de benchmarking se recomienda recurrir a compañías especializadas que tengan experiencia previa y cuenten con verdaderos recursos humanos para hacer los análisis correspondientes.

Y es que un benchmarking no sólo es un comparativo de datos, sino un estudio completo: qué ha hecho mi competidor, qué formatos usa en sus estrategias, a qué tipos de públicos se está acercando.

Incluso información más preocupante: ¿hasta dónde va a llegar con sus acciones? ¿hay riesgo de que me rebase o me haga perder posiciones en mi mercado?

Por ello es que siempre es necesario estar vigilando a los competidores, pues en el momento de mayor confianza es cuando podrían ocurrir las peores revelaciones para los empresarios.

El mejor estudio de benchmarking tiene otra condición obligatoria: debe compartirse a todas las áreas de la compañía pues así los departamentos que la componen, podrán reaccionar ante cualquier eventualidad de manera ágil.

Y finalmente hay que recalcarlo: el análisis de los competidores debe ser permanente, pues esta inversión brindará magníficos resultados a largo plazo para la empresa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *