Jean-Claude Trichet piensa positivo

Parece que Jean-Claude Trichet al fin ha comprendido que no sólo tiene que hablar para dar malas noticias; ha entendido que si se le pide a las personas que mantengan la calma en una situación como la que atraviesan las economías del mundo, él debe colaborar desde los micrófonos.

La cabeza del BCE ha aprovechado un conferencia de los países integrantes del G-10 organizada en Suiza por el Banco Internacional de Pagos (BIS), para asegurar que a pesar del tenebroso escenario es posible identificar signos que permiten tener fe en una recuperación más temprana que la que se prevé.

Se trataría, según la autoridad, de un momento invaluable dado que nos estaríamos aproximando a una especie de “punto cero”, a un estado de inflexión en el que las cuentas de las economías deberían comenzar a mejorar lentamente.

Trichet se refiere a la baja en los precios de las materias primas, la ayuda fiscal en los distintos países y las rebajas en los tipos de interés. Estos elementos tenderían a estimular el consumo y a estabilizar todo el entramado de producción, aunque muchos dudan de su real efecto positivo.

Los escépticos, sin embargo, toman las palabras del presidente del BCE como un intento de mejorar el estado de ánimo de las personas más que como una proyección realista de los acontecimientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *