BCE y su eventual compra masiva de bonos de deuda

BCE y la compra de deuda

BCE y la compra de deuda.

Lo de Merkel y Sarkozy es para la risa. Desde que comenzó este embrollo en las economías del continente, ambos líderes han estado haciendo el papel de mandamases de la Unión Europea, restándole autoridad a la Comisión y poniendo en entredicho todas las propuestas de José Durao Barroso, sin obtener los resultados que esperaban. Sin embargo, parece que ahora su postura comienza a cambiar: ante el evidente fracaso de la postura absolutista de Merkel, dar más atribuciones al BCE aparece como una opción adecuada.

EL BCE y los bonos de deuda

No han sido pocas las veces que autoridades europeas y expertos han insistido en que es preciso dar más margen de acción al BCE, entregarle la potestad de abrir la llave de paso de la liquidez a países de Europa que se vean en la necesidad. En pocas palabras, se está comenzando a afianzar la idea de que este organismo en algún momento comenzar a comprar bonos de deuda en casos de estricta urgencia, pero siempre con ciertas condiciones. Al parecer, Ángela Merkel comienza a ver las cosas con cierto sentido común.

La información ya se ha publicado en diversos medios alemanes y es recogida por la prensa internacional: el BCE podría iniciar un proceso de compra de deuda siempre y cuando los países firmen un pacto de estabilidad y se establezcan mecanismos para controlar los déficits nacionales; también se tendría que supervisar el presupuesto supranacional. Esta sería la manera en que Francia y Alemania aceptarían que las naciones que se hallan en mal pie, puedan acceder a dinero fresco.

Es importante recalcar que hasta el momento las partes implicadas no han confirmado nada, por lo que todo este asunto no pasa de ser otra especulación de las tantas que se han hecho a lo largo de estos meses, claro que esta vez hay indicios serios de que la voluntad de quienes llevan la voz cantante a la hora de decir lo que se hace en la UE, se encamina hacia dicho sentido. Las finanzas de todos los países de la zona euro tarde o temprano caerán si no se dejan las medidas convencionales a un lado. En este panorama, la compra de deuda por parte del BCE aparece como una opción sensata.

Los trascendidos también afirman que se estaría elaborando un plan para ser presentado a los otros países integrantes del UE, con el detalle del papel que Alemania y Francia desean que juegue el BCE en todo este asunto de la crisis de deuda. La fecha elegida sería la próxima cumbre de líderes de la Unión Europea a realizarse en Bruselas el próximo 9 de diciembre.

Fuente: agencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *