Inminente intervención del Estado en Bankia y Rodrigo Rato dimite

Rato dimite a su puesto en Bankia

Rato dimite a su puesto en Bankia.

La caradura de la banca llega a extremos obscenos. No sólo hay que soportar que se estén quedando con el dinero que la UE le ha dado con el objetivo de activar el crédito a particulares y PYMES; no sólo hay que aguantar su prepotencia cínica frente a los desahucios o las millonarias bonificaciones que sus directivos se embolsan cada cierto tiempo. No. Ahora hay que usar dinero público para salvarlas.

Bankia y Rodrigo Rato

Cada día que pasa, los técnicos que manejan la economía desde el Gobierno me confirman que todos sus títulos universitarios no les sirvieron de nada. Sus recetas son dogmáticas, ajenas a cualquier rastro de sentido común y, mucho peor, protegen a los responsables directos de la actual situación.

Desde el momento en que Mariano Rajoy  dejó la puerta abierta para un eventual salvataje de la banca por parte del Estado, las reacciones se han sucedido a gran velocidad y nos han regalado su primer golpe de efecto: la renuncia de Rodrigo Rato a su puesto como presidente de Bankia.

A pesar de las promesas del Ejecutivo y de la confusa retórica del Gobierno, era algo inevitable que nos metieran la mano en nuestros bolsillos para comenzar a rescatar al sector que menos se lo merece. La operación para salvar el pellejo a Bankia requerirá al menos 7.000 millones de euros; esta cantidad será sacada desde el erario público bajo la forma de bonos contingentes convertibles (CoCos).

En su reemplazo, Rato ha propuesto a José Ignacio Goirigolzarri, ex consejero de BBVA, quien sería la persona idónea para el cargo según el renunciado presidente. En cualquier caso, este nombre tiene que ser ratificado por la Junta de Accionistas (que no estarán nada de contentos con la situación). Con esto, la incertidumbre en torno a la banca española aumenta al mismo ritmo trepidante en que lo hace la indignación de la gente.

Fuente: agencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *