Baja la venta de automóviles después del alza de impuestos

Baja la venta de automóviles

Baja la venta de automóviles.

Los efectos de la subida del IVA que comenzó a regir desde el primer día de septiembre ya se ha comenzado a hacer notar, en especial en el sector de la venta de automóviles, aunque todos sabemos que no será el único. El tiempo se encargará de hacernos notar la falta de dinero en nuestros bolsillos. Hay quienes deben estar felices.

Venta de automóviles

Vamos a la información. Según datos recogidos por todos los medios durante esta mañana, el sector del automóvil está experimentado una baja en sus ventas. Los expertos –y el sentido común- coinciden en que la causa de esta situación hay que buscarla en el alza de los impuestos que comenzó a regir a principios de septiembre.

Los datos que se han publicado son elocuentes: durante la primera mitad del mes en transcurso la matriculación en la economía española llegó a 12.279 automóviles. Esta cantidad se traduce en un descenso de 27.6% en relación a las cifras que se obtuvieron durante el periodo anterior. En cuanto a la venta de vehículos a clientes particulares, la estadística indica que se hundió un 26.7% durante los primeros 15 días de septiembre (7.012 unidades).

Y aunque esta realidad no ha tomado por sorpresa al sector, es poco lo que puede hacer para estimular la venta de automóviles. El IVA pasó de un 18 a un 21%, y considerando las circunstancias de la economía española son pocos los que pueden hacer frente al alza de impuestos en todos los sectores y darle el lujo de adquirir un coche. Eso queda para los millonarios de verdad, esos que están ligados a los sectores protegidos por el dogma liberal que se ha impuesto en el continente.

Las previsiones de ventas en el sector para lo que queda de 2012 son avasalladoras por lo paupérrimo de su cantidad: no superarán los 700.000 coches. Hasta el momento, la reactivación económica prometida por Mariano Rajoy no llega, sin embargo él dirá que eso no es cierto, que lo principal no es impulsar la inversión y el consumo. Pobre de él.

 

Fuente: agencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *