Alternativas a los planes de pensiones

Cuando hablamos de retirarnos, siempre pensamos en los planes de jubilación, pero… ¿sabías que hay otras fórmulas? Existen distintos productos que permiten obtener una futura renta que sirva de apoyo a la pensión del estado, ¿los conoces?

plan_pensiones_aegon

A la hora de prepara nuestro futuro tenemos otras opciones, a saber:

Alternativas a los planes de pensiones

  • Los Planes Individuales de Ahorro Sistemático
  • Los Planes de Previsión Asegurados

Planes Individuales de Ahorro Sistemático (PIAS)

Son un producto financiero con características de seguro de jubilación y que se contrata con una compañía aseguradora. Se basa en hacer aportaciones para conseguir una renta vitalicia que se cobrará en mensualidades. Su cuantía depende del capital acumulado, lo que diferencia a este producto de los planes de pensiones convencionales.

En los PIAS la renta puede empezar a cobrarse pasados 5 años desde el ingreso de la primera prima y los rendimientos de esta inversión están exentos de IRPF siempre que se cumplan una serie de condiciones. Asimismo, hay reducciones fiscales en función de la edad del contratante.

seguro_jubilacion_aegon

 

Los Planes de Previsión Asegurados (PPA)

Son un seguro de ahorro pero cuyas prestaciones se cobran sólo en el momento de la jubilación. Cuenta con las mismas ventajas fiscales que ofrecen las pensiones convencionales. Si la gestión de este patrimonio es positivo y los resultados de la compañía son buenos, es posible obtener rentas adicionales.

Este tipo de producto es un poco más ventajoso que los planes de jubilación porque tienen una rentabilidad mínima y es ideal para personas que no quieren arriesgar con sus ahorros.

seguro_jubilacion2_aegon

Como ves, existen distintas alternativas a los planes de jubilación. Es muy importante documentarse y evaluar los pros y los contras de cada producto. Conviene tener en cuenta, además, que en estos últimos años pueden aparecer complicaciones de salud que generen gastos económicos.

Por eso, hay que reflexionar bien para que cada uno pueda tomar la elección que más le interese. ¿Cuál es la tuya?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *